Nueva Region TV

Noticias

+569 37388401

Escala la tensión: Corea del Sur despliega aviones de combate tras detectar aeronaves norcoreanas

En los últimos días Corea del Norte ha lanzado un número récord de misiles y Corea del Sur realiza maniobras conjuntas con EEUU.

El ejército de Corea del Sur desplegó el viernes cazas de combate con gran capacidad furtiva tras detectar la movilización de 180 aviones de guerra norcoreanos, en momentos en que Seúl lleva a cabo grandes maniobras militares conjuntas con Estados Unidos.

Las fuerzas armadas surcoreanas “enviaron 80 aviones de combate, entre ellos F-35A” con gran capacidad furtiva, además de “mantener a disposición” las aeronaves que participan esta semana en esas maniobras militares, indicó el Estado Mayor Conjunto.

Corea del Norte ha lanzado esta semana una andanada récord de misiles, incluyendo el jueves un fallido misil intercontinental. 

En respuesta a los disparos del régimen comunista, Seúl y Washington prolongaron hasta el sábado sus maniobras conjuntas, las mayores jamás realizadas por los dos páises. 

“Nuestras fuerzas militares detectaron alrededor de 180 aviones de guerra norcoreanos” movilizados en el espacio aéreo de Pyongang, informó el Estado Mayor conjunto surcoreano por lo que se enviaron esos “80 aviones de combate, entre ellos F-35A”.

“Elección errónea y peligrosa”

Justo después de anunciarse el jueves la decisión de prolongar las maniobras militares entre Estados Unidos y Corea del Sur, Pyongyang lanzó tres misiles balísticos de corto alcance y dijo que esta ampliación “era una elección errónea y muy peligrosa”.

Horas después, y poco antes de medianoche local del jueves, el Norte disparó 80 salvas de  artillería en una “zona de amortiguamiento” marítima.

Esta salva fue una “clara violación” de un acuerdo de 2018 que dejaba esta zona fronteriza fuera de las hostilidades entre ambos países, dijo el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur.

Estos disparos de artillería se produjeron después de que Corea del Norte lanzara entre el miércoles y el jueves una treintena de misiles , uno de los cuales cayó cerca de las aguas territoriales de Corea del Sur, hecho sin precedentes desde el final de la guerra de Corea en 1953.

El presidente surcoreano Yoon Suk-yeol dijo que este lanzamiento supuso “de hecho una invasión territorial”.

El secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, dijo que el lanzamiento del misil intercontinental era “ilegal y desestabilizador”.

Estos lanzamientos de Corea del Norte se producen además cuando Corea del Sur está en período de luto nacional después de que más de 150 personas murieran en una avalancha humana el sábado pasado en Seúl.

Las “provocaciones” de Pyongyang, “especialmente durante nuestro luto nacional son hechos contra la humanidad y contra el sentido humanitario” dijo este viernes Lee Hyo-jung, un portavoz del ministerio de Unificación.

Protesta contra las maniobras

Los expertos indican que Pyongyang está multiplicando sus ensayos y lanzamientos en protesta por las maniobras militares de Seúl y Washington, quienes advierten que el líder Kim Jong Un está preparando el séptimo test nuclear del país.

Los actuales ejercicios aéreos “Tormenta Vigilante” son una “maniobra militar agresiva contra la República popular y democrática de Corea” afirmó el régimen norcoreano, que amenaza a Seúl y Washington con “pagar el más horrible precio de la historia”.

Además de prolongar hasta el sábado esta operación, el ejército surcoreano anunció que la próxima semana llevará a cabo el ejercicio Taegeuk, unas maniobras anuales para “mejorar el rendimiento de la transición a tiempos de guerra”.

Este ejercicio de simulación por ordenador se realizará para reforzar “la habilidad de llevar a cabo misiones prácticas en preparación para diversas amenazas como las armas nucleares, los misiles y las recientes provocaciones de Corea del Norte”, señaló.