Nueva Region TV

Noticias

+569 37388401

Por primera vez Corea del Norte y Corea del Sur se disparan misiles desde sus costas

Corea del Sur respondió al último lanzamiento de Corea del Norte disparando tres misiles propios.

Corea del Norte y Corea del Sur dispararon misiles que impactaron en aguas frente a sus respectivas costas.

El miércoles Seúl tomó represalias por primera vez tres horas después de que Pyongyang lanzara un misil que cayó a menos de 60 kilómetros de la ciudad surcoreana de Sokcho.

El ejército del Sur dijo que esto era una violación “inaceptable” de su territorio.

En respuesta disparó tres misiles aire-tierra, que según las autoridades aterrizaron a una distancia similar (60 km) más allá de la Línea del Límite Norte (LLN).

La LLN es la línea de demarcación que marca el punto medio aproximado en el mar entre Corea del Norte y Corea del Sur, pero el Norte nunca ha aceptado el límite.

El martes, Corea del Norte advirtió que Corea del Sur y Estados Unidos pagarían “el precio más horrible de la historia” si continuaban con los ejercicios militares conjuntos, vistos como una amenaza velada de uso de armas nucleares.

Se espera que Corea del Norte reanude las pruebas de armas nucleares después de una pausa de cinco años.

La inteligencia de Estados Unidos y de Corea del Sur dice que Pyongyang ya completó todos los preparativos necesarios.

La represalia de los lanzamientos de misiles se produce durante un período de luto nacional en Corea del Sur, luego de la tragedia en Seúl el fin de semana donde murieron más de 150 personas en una estampida.Foto de archivo de una prueba de misiles de Corea del Norte.Getty Images

Corea del Norte disparó al menos 10 misiles en dirección este y oeste el miércoles, dicen funcionarios surcoreanos.

Al menos uno de los misiles norcoreanos, lanzado antes de las 09.00 hora local del miércoles, aterrizó a unos 26 kilómetros al sur de la frontera, 57 kilómetros al este de Sokcho y 167 kilómetros al noroeste de la isla de Ulleung.

Desencadenó sirenas de ataque aéreo en Ulleung, donde se les dijo a los residentes que evacuaran a refugios subterráneos.

El lanzamiento fue recogido de inmediato por las autoridades de Corea del Sur y Japón, quienes rápidamente condenaron la escalada desde Pyongyang.

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, lo calificó como una “invasión territorial verdadera”, aunque el misil aterrizó fuera de las aguas territoriales de Corea del Sur y prometió una “respuesta rápida y firme”.

Según el derecho internacional, los países solo pueden establecer reclamos territoriales a 12 millas náuticas de mar que limita su tierra.

Yoon ha adoptado como política mantener una línea dura con Corea del Norte.

Casi tres horas después, el Sur disparó tres misiles aire-tierra de precisión desde aviones de combate hacia las aguas de la costa este de Corea del Norte.

Los disparos son una marcada escalada en las hostilidades en toda la península este año, que ya ha sido testigo de más de 50 lanzamientos de misiles desde Corea del Norte, incluido un misil balístico que pasó sobre Japón.

El lunes, un submarino estadounidense de propulsión nuclear llegó frente a las costas de Corea del Sur como parte de los ejercicios conjuntos de Estados Unidos y Corea del Sur, que comenzaron en agosto. katita