Nueva Region TV

Noticias

+569 37388401

Presidente de la Cámara elogia reconstrucción de la histórica centroizquierda: “Era necesario tender puentes con la DC”

Según explicó el PPD Raúl Soto, se trata de un nuevo espacio de coordinación al margen de Socialismo Democrático que surgió espontáneamente dentro de la Cámara de Diputados, uno que, sin embargo, no incluye a los diputados del Partido Socialista, quienes decidieron no sumarse pese a que fueron invitados. Asimismo, Soto prefirió desdramatizar los obstáculos suscitados en la mesa parlamentaria por un nuevo proceso constituyente: “Están produciéndose muchas conversaciones, muchas bilaterales, multilaterales, además de la asamblea (…) Yo no veo un riesgo de que se caiga la mesa ni que nos quedemos sin acuerdo”.

“Nosotros ya teníamos reuniones semanales hace un buen rato y lo vamos a seguir haciendo. Vamos a tener coordinación legislativa con nuestros respectivos asesores, vamos a generar reflexión, debate interno en cada uno de los temas, cada una de las reformas”, declaró el presidente de la Cámara, el PPD Raúl Soto, en referencia al nuevo grupo de coordinación conformado por diputados de su partido, la Democracia Cristiana, el Partido Liberal y el Partido Radical, instancia tendiente a recuperar y fortalecer a la centroizquierda a efectos de llevar adelante reformas “con sentido común, con paz social, con responsabilidad, con gradualidad”.

En entrevista con El Mercurio, Raúl Soto afirmó que la ausencia de diputados del Partido Socialista no obedeció a un ánimo excluyente, toda vez que efectivamente fueron invitados a integrarse pero fueron estos quienes declinaron participar en este espacio de conversación dentro de la Cámara Baja. “Ellos están, me imagino, en una reflexión interna”, al tiempo que aclaró que “esto ni fue algo tan estructurado o con una estrategia detrás. Se fue dando de manera natural, espontánea (…) Nosotros invitamos ya, formalmente, al PS que si quiere contribuir a recuperar el espacio de la centroizquierda, sería muy importante para nosotros que pudieran estar, pero es una definición, una reflexión que tienen que hacer ellos mismos”.

Mientras descartó invitar a Evópoli y al tiempo que desmintió que estos esfuerzos obedezcan al surgimiento de Amarillos por Chile, Raúl Soto sostuvo que este nuevo espacio de coordinación, si bien incorpora a diputados de la DC, en ningún caso pretende reemplazar o hacer mella en Socialismo Democrático, coalición de gobierno que no incluye a la Falange.

“La DC está afuera del gobierno, pero nosotros creíamos que teniendo una cierta afinidad política y compartiendo ideas y ciertos espacios naturales, era necesario tender puentes con la DC”, agregó Soto, algo que es clave para, según dijo al matutino, “rearticular y reconstruir la centroizquierda chilena, sobre todo después del plebiscito. Muchos sentíamos que el espacio político de la centroizquierda de cierta manera se ha ido abandonando por las fuerzas políticas que tradicionalmente la ocupaban y que en el escenario actual de Chile, sobre todo después del plebiscito, era muy importante dar una señal de recuperarlo, rescatando lo bueno del pasado”.

Sobre las declaraciones de importantes referentes de Apruebo Dignidad relativas al entrampamiento de la discusión, Soto llamó a desdramatizar por cuanto son tensiones propias de un proceso de negociación. “Sí veo nudos, como en cualquier tipo de negociación. Están produciéndose muchas conversaciones, muchas bilaterales, multilaterales, además de la asamblea, ya hay varias propuestas sobre la mesa. Todos mostraron sus cartas y, por lo tanto, es el momento de ir tomando decisiones, de ir concretando consensos que se requieren. Yo no veo un riesgo de que se caiga la mesa ni que nos quedemos sin acuerdo”.

Junto con aclarar que no se ha descartado un plebiscito de entrada, tal y como lo propuso el Partido de la Gente, el presidente de la Cámara de Diputados y Diputadas indicó que “es importante que todos los sectores políticos tomemos conciencia de la responsabilidad histórica que tenemos”. Asimismo, invitó a quienes integran la clase política a ser más activos en la resolución de los grandes asuntos públicos a fin de adelantarse a “eventuales problemas de inestabilidad o de crisis social”.

Finalmente, Soto dijo no sentirse tan sorprendido por la decisión del Partido Republicano de renunciar a la mesa parlamentaria que discute la cuestión constitucional. “Siempre manifestaron legítimamente que su opción no era un nuevo proceso constituyente ni una nueva Constitución, sino que más bien una reforma a la actual Constitución que se tramite en el Congreso”, señaló.