Nueva Region TV

Noticias

+569 37388401

Alistan ordenanza que multará a empresas que no retiren sus cables en desuso

El eterno problema del excesivo cableado aéreo en desuso en Chillán, el que muchas veces termina cortado y como basura en veredas y calles de diferentes puntos de la comuna, está próximo a tener sus días contados.

El gobierno comunal, a través del Departamento Eléctrico dependiente de la Dirección de Obras Municipales (DOM), tiene listo el borrador de la ordenanza local que busca obligar a las empresas a retirar sus cables que no estén prestando servicio alguno.

De acuerdo a la información entregada por el encargado del Departamento Eléctrico Municipal, Domingo Díaz, el documento se encuentra en etapa de adecuación de los aspectos técnicos y legales necesarios de considerar, debido a que éste incluirá castigos pecuniarios a las firmas que no cumplan con lo dispuesto.

El funcionario edil aseguró que, por orden del alcalde Camilo Benavente, en tres meses más la normativa comunal debería estar lista para ser revisada por la Dirección de Jurídica y otras dependencias que garanticen la factibilidad de su buena y correcta aplicación.

Domingo Díaz explicó que, tras la finalización y publicación del texto, las compañías tendrán un tiempo determinado para alinearse con exigencias como la identificación de su cableado y retiro de los mismos cuando no se estén usando.

Antecedentes

Los deseos de las autoridades municipales a nivel nacional, de quitar el cableado basura del tendido aéreo, chocaban con las benignas e inofensivas ordenanzas ediles, las que solo eran un cúmulo de buenas intenciones.

El año 2019 el gobierno del entonces Presidente Sebastián Piñera promulgó una ley que establece la obligatoriedad de las compañías de eliminar el material inservible. La autógrafa detalla que los operadores de telecomunicaciones serán responsables de la correcta instalación, identificación, modificación, mantención, ordenamiento, traslado y retiro de sus cables aéreos o subterráneos y otros elementos asociados. Asimismo, cifró hasta en $50 millones las multas que se impondría a las empresas.

No obstante, la aplicabilidad de la legislación descansaba en los propios reglamentos comunales, en donde se debían fijar las medidas y especificaciones que permitan la aplicación de sanciones económicas, aspectos que se consignaron en el documento elaborado por el Municipio de La Reina.

Luego de tres años de litigios, la Corte Suprema ratificó el documento del gobierno edil santiaguino que sanciona el no retiro de cables en desuso por parte de las empresas de telecomunicaciones, lo que sentó un precedente que tomaron en cuenta las autoridades chillanejas.

Al respecto, Domingo Díaz aseguró que se tomará como ejemplo la normativa comunal de La Reina para fortalecer la chillaneja, con el objetivo de empezar a retirar los escombros aéreos que generan contaminación visual.

“Nosotros replicaremos todo lo que sea pertinente de esa ordenanza, para aplicarla en nuestra ciudad y de esa manera multar a las empresas que incumplan la ley. Por lo tanto ya estamos trabajando en situaciones más específicas sobre lo que se consignará en nuestra propia ordenanza”, precisó.

Mitigación

Gracias al trabajo coordinado y colaborativo entre la Municipalidad de Chillán, la Seremi de Transportes y las compañías de telecomunicaciones, el año 2019 se retiraron aproximadamente 10 kilómetros de cables en desuso.

Los trabajos voluntarios se focalizaron en las principales calles céntricas de la comuna, como Arturo Prat y Libertad (desde la avenida Argentina a la avenida Brasil), algunos tramos de 5 de Abril y 18 de Septiembre, entre otros.

Domingo Díaz señaló que con la llegada de la pandemia, se postergaron los trabajos que se venían realizando; no obstante, enfatizó que es probable que se retomen las actividades de limpieza.

“No ha sido factible reactivar ese trabajo. He pedido al Seremi de Transportes que retomemos lo que estábamos haciendo y juntar a las empresas, independiente de lo que hagamos como municipalidad con la ordenanza”, manifestó.

Casi dos toneladas de cables en desuso se eliminaron del tendido aéreo en el centro de Chillán en el 2019 y solo de unos tramos céntricos dentro de las cuatro avenidas, trabajo coordinado que juntó a la Municipalidad de Chillán (Departamento Eléctrico y Secpla), Seremi de Transportes y las empresas Entel, CTR, Grupo GTD, Copelec, CGE, Telefónica del Sur, Movistar y Claro Chile.

Crédito La Discusión.